MUSICOSCOPIO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, compartir contenidos en redes sociales, reproducir contenidos incrustados y mostrar anuncios personalizados (Google Adsense). Para visitar la web, es necesario que aceptes las condiciones de nuestra política de cookies y de nuestra política de privacidad.


El acceso y el uso de esta web se rige además por las condiciones establecidas en su aviso legal.

La Casa Azul - Hasta perder el control - Canción (letra e información)

Hasta perder el control

Esta página pretende recopilar todo tipo de información (autores, letra, discos en los que aparece, anécdotas, versiones a cargo de otros grupos ...) sobre la canción "Hasta perder el control" interpretada por La Casa Azul.

Discos en los que aparece

Notas sobre la canción

Autor(es) de la letra - ????

Autor(es) de la música - ????

Vídeos relacionados

Búsqueda automática de vídeos. Es posible que el resultado no sea el videoclip de la canción.

Letra de “Hasta perder el control”

Qué bella es la vida, qué bello el amor,
observa qué luz, what a wonderful world.
Por cada revés, una reflexión,
esa es la actitud.

Perseverancia y determinación,
autoconfianza, entusiasmo y tesón.
No pierdas la fe, tú tienes el don
de poder vivir.

A toda velocidad,
moldearon el futuro ultraperfecto
y lo envolvieron para mí,
destellos y celofán.

Y lo voy a tomar sin esfuerzo,
veréis cómo exploto en pedazos al fin
y cómo pierdo el control
arrasando con todo al caer,
reduciendo a cenizas el panteón.
Observadme bien,
ahora mando y no voy a ceder.

Hasta perder la razón,
el guerrero del viento seré.
Soy la bestia y la furia del desertor,
se acabó mi fe.
Despedid al perfecto rehén
pues ya no existe, ¡no!

De tanta paremia, de tanto sermón,
exhausto de tanto equilibrio interior.
¿Cómo puede haber tanta contención,
tanta pulcritud?

De la pausa y la concentración,
se pasa a la rabia y, seguido, al dolor.
De la fluidez, a la contracción
y a poder vivir.

A toda velocidad,
moldearon el futuro ultraperfecto
y lo envolvieron para mí,
destellos y celofán.

Y lo voy a tomar sin esfuerzo,
veréis cómo exploto en pedazos al fin
y cómo pierdo el control
arrasando con todo al caer,
reduciendo a cenizas el panteón.
Observadme bien,
ahora mando y no voy a ceder.

Hasta perder la razón,
el guerrero del viento seré.
Soy la bestia y la furia del desertor,
se acabó mi fe.
Despedid al perfecto rehén
pues ya no existe, ¡no!

Ampliar / corregir

Licencia de la letra: Los posibles derechos sobre la letra de la canción corresponden a sus propietarios, NO a Musicoscopio. En esta página, se reproduce la letra con fines informativos.