MUSICOSCOPIO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, compartir contenidos en redes sociales, reproducir contenidos incrustados y mostrar anuncios personalizados (Google Adsense). Para visitar la web, es necesario que aceptes las condiciones de nuestra política de cookies y de nuestra política de privacidad.


El acceso y el uso de esta web se rige además por las condiciones establecidas en su aviso legal.

La Casa Azul - El final del amor eterno - Canción (letra e información)

El final del amor eterno

Esta página pretende recopilar todo tipo de información (autores, letra, discos en los que aparece, anécdotas, versiones a cargo de otros grupos ...) sobre la canción "El final del amor eterno" interpretada por La Casa Azul.

Discos en los que aparece

Notas sobre la canción

Autor(es) de la letra - ????

Autor(es) de la música - ????

Vídeos relacionados

Búsqueda automática de vídeos. Es posible que el resultado no sea el videoclip de la canción.

Créditos del videoclip oficial

Una producción Cstudio.
Elefant Records presenta un vídeo de Juanma Carrillo.
“El final del amor eterno”.

Por lo que pudo ser y no fue...

Un vídeo de Juanma Carrillo.
Cstudio - www.cstudio.es.
Elefant Records - www.elefant.com.

Valentina Bittini, Christian Ruiz, Etelvina Gómez, Jesús Fernández, Ahinoa de Cabo, María Estefanía, José Miguel Reinares, Marcos Sufrategui.

D.O.P.: Álvaro Sainz.
Ayudante de dirección: Miquel Bixquert.
Jefe de producción: Miguel de Cossío.
Ayudante de producción: Rebeca Ibáñez.
Localizaciones / producción: Andrea Álvarez.
Arte / Vestuario: Alicia Zórzano.
Drone / Eléctrico: Sergio Collar.
Catering: La Fina Gourmet.
Edición color, FX: Juan Sáez / Cstudio.
Supervisión de color: Nadia Gómez.
Integración 3D: Miquel Bixquert.
Making of: Rebeca Ibáñez.

Agradecimientos: La Rioja Film Commission, Peñaclara Agua Mineral, casas prefabricadas COFITOR, María Asunción Carrillo Sáez, Raúl Galilea, Raúl Galilea Jr., Nuria Sáez Carrillo, Rubén Sáez, Paula Andrei, Jorge Andrei, Sergio Muñoz Grávalos, María González Mahave, Itxaso González Mahave, Álvaro Ciriales González, Alberto Benito Chávarri y propietarios de la fábrica de harinas La Esperanza, La Rioja Turismo, Miguel Zuluaga San Millán, Pop Mania, Trespuntoscasual, Jaime Bittini Martínez, Alicia Arévalo Álvarez, Abel Llaría Orbegozo, Jesús Ángel Sufrategui Fernández, Ángel Zórzano, José María Daroca, Hotel Gran Vía de Logroño, Algazara (Estudio de danzas orientales), Buzón Rioja, Expo 21, Israel Ruiz “el Pintu”.

D&C Disfruto.
Elefant Records.

Letra de “El final del amor eterno”

Dime cómo conseguir plasticidad,
cómo accedo al equilibrio estructural (de todo).
Dame un poco más de tiempo y yo
disiparé la oscuridad.

Dudas de si merece el esfuerzo,
dudas de que podamos hacerlo,
dudas de retener la emoción,
de que después del edén
podamos con la normalidad
y el cemento aterrador
y la cotidianidad del amor eterno.
(del amor eterno)

Tú y yo,
¿recuerdas cómo rodábamos por las laderas?
Tú y yo,
¿cómo volábamos libres por la estratosfera?
Tú y yo,
y ni siquiera intuíamos la posibilidad
de que aquella luz, aquella claridad,
fuera efímera y pasajera.

Tú y yo,
amanecíamos solos en el universo.
Tú y yo,
como esquivas luciérnagas en movimiento.
Tú y yo,
nunca pensamos que el tiempo
nos pudiera arrebatar
aquella plenitud, aquella intensidad,
el devenir del amor eterno.

Somos piezas de un sistema secuencial,
vulnerables al desgaste natural (de todo).
Dame un poco más de tiempo y yo
retomaré la vitalidad.

Dudas de si merece el esfuerzo,
dudas de que podamos hacerlo,
dudas de retener la emoción,
de que después del edén
podamos con la comodidad
del día a día cosmocócico
y la rutina habitual del amor eterno.
(del amor eterno)

Tú y yo,
¿recuerdas cómo rodábamos por las laderas?
Tú y yo,
¿cómo volábamos libres por la estratosfera?
Tú y yo,
y ni siquiera intuíamos la posibilidad
de que aquella luz, aquella claridad,
fuera efímera y pasajera.

Tú y yo,
amanecíamos solos en el universo.
Tú y yo,
como esquivas luciérnagas en movimiento.
Tú y yo,
nunca pensamos que el tiempo
nos pudiera arrebatar
aquella plenitud, aquella intensidad,
el devenir del amor eterno.

Y si merece el esfuerzo,
y si podemos hacerlo,
y si aún estamos a tiempo,
si después del edén
podemos con la normalidad
y el cemento aterrador
y la cotidianidad del amor eterno.
(del amor eterno)

Tú y yo,
cómo flotábamos libres por el universo
como esquivas luciérnagas en movimiento
y ni siquiera intuíamos la posibilidad...
(la posibilidad)

Nunca pensamos que el tiempo
nos pudiera arrebatar
toda aquella luz, aquella claridad,
se durmió en un invernadero.

Aquella plenitud, aquella intensidad
pereció por agotamiento.
Aquel océano, aquella inmensidad,
el final del amor eterno.

Ampliar / corregir

Licencia de la letra: Los posibles derechos sobre la letra de la canción corresponden a sus propietarios, NO a Musicoscopio. En esta página, se reproduce la letra con fines informativos.