MUSICOSCOPIO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, reproducir contenidos incrustados, permitir compartir contenidos en redes sociales y mostrar anuncios personalizados (Google Adsense). Para visitar la web, es necesario que aceptes las condiciones de nuestra política de cookies y de nuestra política de privacidad.


El acceso y el uso de esta web se rige además por las condiciones establecidas en su aviso legal.

Sidonie - La bailarina rusa con los ojos de telescopio - Canción (letra e información)

La bailarina rusa con los ojos de telescopio

Esta página pretende recopilar todo tipo de información (autores, letra, discos en los que aparece, anécdotas, versiones a cargo de otros grupos ...) sobre la canción "La bailarina rusa con los ojos de telescopio" interpretada por Sidonie.

Discos en los que aparece

Notas sobre la canción

Autor(es) de la letra - ????

Autor(es) de la música - ????

La letra de esta canción es la lectura del inicio del fragmento titulado “La bailarina rusa con los ojos de telescopio” que aparece en el libro El regreso de Abba (Suma De Letras, 2020), escrito por Marc Ros, cantante de Sidonie. La lectura corre a cargo de Clara Segura y Bruna Cusí.

Vídeos relacionados

Búsqueda automática de vídeos. Es posible que el resultado no sea el videoclip de la canción.

Letra de “La bailarina rusa con los ojos de telescopio”

- Hola, ¿y usted es?
- Es un honor conocerla, señora Pávlova, soy una admiradora suya.
- Acércame esa bandeja, encanto. Déjenos solas, Mr. Easton. ¿Cómo te llamas?
- Abba.
- Tienes nombre de bailarina, de reina bailarina. Pon dos vasitos de vodka.
- ¡Vashe zdorovie!
- ¡Vashe zdorovie!
- Deja las flores por ahí. Son muy bonitas.
- Me ha emocionado mucho cuando se ha escondido detrás de Andrómeda y ha reaparecido emergiendo por la trampilla del escenario envuelta en... en nubes de gas.
- Trucos, trucos, trucos... La trampilla es un vulgar agujero de gusano que atraviesa el tejido del espacio-tiempo que se utiliza para cubrir distancias intergalácticas a escala humana.
- Dicen que usted ha visto el final del universo, ¿es verdad?
- No me hables de usted, encanto. La divina Anna Pávlova quiere que le hables de tú, y tú puedes llamarle Anna. Dame un cigarrillo, no debería fumar porque el médico me ha dicho que tengo neumonía pero... no lo puedo evitar si bebo vodka. ¿Me decías?
- Que ust..., que tú, Anna, has visto el final del universo.
- Ah, sí. Una de mis mejores noches. Fue en la presentación de La muerte del cisne del Metropolitan Opera House de Nueva York.
- ¿Y qué viste?, ¿qué sentiste?
- Ahora te lo enseño. ¿Me puedes cortar un poco de esta tarta? ¿Sabes que lleva mi nombre? El postre Pávlova. Es una aberración de nata, merengue, fruta y gominolas. Los kiwis la hicieron en mi honor cuando estuve en Nueva Zelanda. En cada espectáculo me traen tartas porque piensan que me gustan, pero, en fin, vamos a necesitar el azúcar para que nos dé energía durante el viaje.
- ¿Qué viaje?
- Dale un bocado.

Se apagan las luces. Soy solo mente, una especie de nebulosa hecha de plasma con todas mis moléculas y mis átomos ionizados. Tengo miedo. No, no veo a Anna Pávlova. El silencio es denso y me oprime. No sé si estoy subiendo o estoy bajando, no creo que aquí existan nociones de arriba y abajo. Lo único que sé es que no se para. Por favor, que pare. Pánico. Por favor, páralo.

En una cienmillonésima parte de un segundo, me parece entender la palabra infinito y pienso que no lo puedo soportar y que me puedo volver loca o puedo morir. Me veo a mí misma en la cala, al lado de Domènech, repitiendo ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué? Y siento pena por mí, por ella. Una especie de viento solar se lleva la imagen de la cala y me arroja a mi cuerpo, que está siendo abrazado...

Ampliar / corregir

Licencia de la letra: Los posibles derechos sobre la letra de la canción corresponden a sus propietarios, NO a Musicoscopio. En esta página, se reproduce la letra con fines informativos.