MUSICOSCOPIO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, reproducir contenidos incrustados, permitir compartir contenidos en redes sociales y mostrar anuncios personalizados (Google Adsense). Para visitar la web, es necesario que aceptes las condiciones de nuestra política de cookies y de nuestra política de privacidad.


El acceso y el uso de esta web se rige además por las condiciones establecidas en su aviso legal.

Extremoduro - Segundo movimiento: lo de fuera - Canción (letra e información)

Segundo movimiento: lo de fuera

Esta página pretende recopilar todo tipo de información (autores, letra, discos en los que aparece, anécdotas, versiones a cargo de otros grupos ...) sobre la canción "Segundo movimiento: lo de fuera" interpretada por Extremoduro.

Discos en los que aparece

Notas sobre la canción

Autor(es) de la letra - ????

Autor(es) de la música - ????

Vídeos relacionados

Búsqueda automática de vídeos. Es posible que el resultado no sea el videoclip de la canción.

Letra de “Segundo movimiento: lo de fuera”

Se acabó, el odio me royó la razón.
Con mi época estoy comprometido.
y el amor se fue volando por el balcón
adonde no tuviera enemigos.

Y ahora estoy en guerra contra mi alrededor,
no me hace falta ningún motivo.
Y es que soy maestro de la contradicción
y experto de romper lo prohibido.

Y por eso, los chiquillos
ya se acercan a mí
que intento ser feliz.

Desde entonces, de esta cárcel
no me dejan salir, no tengo adónde huir.
Voy a hacer un butrón
que saque la cabeza fuera.

Y sigo preso,
pero ahora el viento corre alrededor,
por mis pecados, sigo preso.

Carne y hueso,
se muere de hambre el mundo alrededor.
Tú y yo, total, de carne y hueso.

Por dinero, los maderos, ¡ay!,
van detrás de mí
que intento ser feliz.

Y abocado, a los tejados
me he mudado a vivir
por desobedecer, por ver al sol salir,
por sacar la cabeza fuera.

Y sigo preso,
pero ahora el viento corre alrededor,
por mis pecados, sigo preso.

Carne y hueso,
se muere de hambre el mundo alrededor.
Tú y yo, total, de carne y hueso.

Necesito saber,
dime tu nombre,
de dónde sale el sol
y de qué se esconde.

Necesito saber,
dime tu nombre,
de dónde sale el sol
y de qué se esconde.

(Necesito saber,)
Si miro alrededor,
no puedo comprender,
me da pereza.
(dime tu nombre,)
Si hay algún escalón
pa’ dar un tropezón,
voy de cabeza.
(de dónde sale el sol)
Tú y yo en la habitación
para que vuelva, amor,
naturaleza.
(y de qué se esconde.)
Hay un televisor
en medio del salón,
no me interesa.

Vente a la sombra, amor, que yo te espero,
que tengo el corazón aquí con bien de hielo.
Vente a la sombra, vente, amor, que yo te espero,
que tengo ya el cerezo en flor dentro del cuerpo.

Se me cae la casa desde que se marchó,
ahora ya solo espero el derribo
y es que perdí la pista del eje del salón
y estoy continuamente torcido.

Y ahora solo pienso en ella,
no encuentro razones
cuando su recuerdo se me clava entre las cejas,
sueño con melones encima de la mesa.

Buscando mi destino,
viviendo en diferido
sin ser, ni oír, ni dar.

Y a cobro revertido,
quisiera hablar contigo
y así sintonizar.

Sueño que empieza otra canción,
vivo en el eco de su voz, entretenido.
Sigo la estela de su olor que me susurra:
“vámonos, vente conmigo”.

Hay un desierto, hay un vergel
lleno de flores de papel.
Pensaba que sería frío el amanecer,
te equivocabas otra vez, quemaba.

Llegó el verano y asoló la primavera
y el sol asfixia en tu jardín,
y se le caen los pajaritos a la higuera
que ya no cantan para mí.

Abrí los ojos para ver,
con el destino me encontré de cara.
Lo tengo todo a medio hacer,
me preguntaba si, tal vez, mañana.

Necesito saber,
dime tu nombre,
de dónde sale el sol
y de qué se esconde.

Necesito saber,
dime tu nombre,
de dónde sale el sol
y de qué se esconde.

Vente a la sombra, amor, que yo te espero,
(Dime tu nombre,)
que tengo el corazón aquí con bien de hielo.
(de dónde sale el sol)
Vente a la sombra, vente, amor, que yo te espero,
(y de qué se esconde.)
que tengo ya el cerezo en flor dentro del cuerpo.

(Necesito saber,)
Si miro alrededor,
no puedo comprender,
me da pereza.
(dime tu nombre,)
Si hay algún escalón
pa’ dar un tropezón,
voy de cabeza.
(de dónde sale el sol)
Tú y yo en la habitación,
para que vuelva, amor,
chorros de lefa.
(y de qué se esconde.)
La buena educación
de la televisión
no me interesa.

Ampliar / corregir

Licencia de la letra: Los posibles derechos sobre la letra de la canción corresponden a sus propietarios, NO a Musicoscopio. En esta página, se reproduce la letra con fines informativos.