MUSICOSCOPIO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, compartir contenidos en redes sociales, reproducir contenidos incrustados y mostrar anuncios personalizados (Google Adsense). Para seguir navegando por la web, es necesario que aceptes nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad.

El acceso y el uso de este sitio web se rige además por las condiciones generales establecidas en su "Aviso legal".

Corcobado - Agrio beso - Canción (letra e información)

Corcobado

Agrio beso

Esta página pretende recopilar todo tipo de información (autores, letra, discos en los que aparece, anécdotas, versiones a cargo de otros grupos ...) sobre la canción "Agrio beso" interpretada por Corcobado.

Discos en los que aparece "Agrio beso":

Notas

Autor(es) de la letra - ????

Autor(es) de la música - ????

Vídeos

Búsqueda automática de vídeos. Es posible que el resultado no se corresponda con el videoclip de la canción.

Letra

Ella puso su esquelética mano en el fuego,
las estrellas escupían lodo en nuestras cabezas,
los caballos desbocados hacia el centro de la tierra.

Ella cortó su mano con un cuchillo de hierro,
el suelo estaba mucho más quieto que nunca,
y era yo el que temblaba, era yo el que temblaba.

Los ojos blancos de un gitano mirando al lado rojo del cielo,
ella me entregó su mano gimiendo para que yo la comiera,
el mar parecía muerto crucificado en una cruz de hielo.

Había cientos de niños sin pelo
sudando años enteros.
Había cientos de niños sin pelo
en la casa del ciervo enfermo.

Agrio beso.
Agrio beso.
Agrio beso.
Agrio beso.

Yo comí la escasa carne de aquella mano
y le di a ella los huesos, y le di a ella los huesos,
el vino que yo bebía sabía a amoniaco dulce.

La tormenta de sus ojos produjo un gigante estruendo
y los niños se mataban en casa del ciervo enfermo.
era yo el que temblaba, era yo el que temblaba.

Ella hizo un collar con sus huesos,
un muerto aplaudía y le crujía el esqueleto.
El silencio tenía forma de mujer,
una rata fumaba un cigarrillo
y tocaba la guitarra para espantar a los ángeles
de aquel prado sin tiempo.

Agrio beso.
Agrio beso.
Agrio beso.
Agrio beso.

Ella me colocó el collar alrededor del cuello,
todas las piedras gruñían,
los árboles clamaban sangre.

Y un escorpión azul empezó a cantar agudo
golpeando un tambor
mientras aquel demonio silbaba y se emborrachaba.

Entonces averigüé que no estaba en el infierno,
y ella me puso el collar, me lo abrochó para siempre
y me pidió los labios.

Era yo el que temblaba, era yo el que temblaba.

Agrio beso.

Ampliar / corregir

Licencia de la letra: Los derechos de la letra de la canción corresponden a sus propietarios, NO a Musicoscopio. En esta página, se reproduce la letra con fines informativos.

Compartir en redes sociales

Su música en internet

Inicio de la pagina

Musicoscopio es una web que fundamentalmente pretende recopilar información sobre grupos españoles (discografias, biografías, letras, conciertos, noticias...) y festivales musicales españoles y ponerla a disposición de todo aquel que la desee consultar. Si existe algún problema con el uso que hago de algún material, por favor, comunícamelo.

Webmaster: Guillermo Albaida Ventura - Contacto

1999-2019 - Musicoscopio - Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies