MUSICOSCOPIO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, reproducir contenidos incrustados, permitir compartir contenidos en redes sociales y mostrar anuncios personalizados (Google Adsense). Para visitar la web, es necesario que aceptes las condiciones de nuestra política de cookies y de nuestra política de privacidad.


El acceso y el uso de esta web se rige además por las condiciones establecidas en su aviso legal.

Héroes Del Silencio - Bendecida - Canción (letra e información)

Bendecida

Esta página pretende recopilar todo tipo de información (autores, letra, discos en los que aparece, anécdotas, versiones a cargo de otros grupos ...) sobre la canción "Bendecida" interpretada por Héroes Del Silencio.

Discos en los que aparece

Notas sobre la canción

Autor(es) de la letra - ????

Autor(es) de la música - ????

Vídeos relacionados

Búsqueda automática de vídeos. Es posible que el resultado no sea el videoclip de la canción.

Letra de “Bendecida”

Si la primera mirada
es la que vale,
esto ya lo enseñan las madres,
recuperaré la cordura
hacia una fosa común,
cosidos a preguntas.

Agrio es el sabor
de la noche en abandono,
hoy será el día en que inicie el retorno.
Me estorba la memoria,
los sentidos me distraen
y se equivocan.

En las aguas de la certeza,
nos hicimos la promesa
de los lagos de Pokhara.
“Y el perfume que emane del sexo
se fundirá en nuevo grito”.

Nunca he confiado
en los labios muy finos,
de ellos huyo como un fugitivo.
Y amansas el oleaje
que rompe contra mis venas,
purificas el aire.

En las aguas de la certeza,
nos hicimos la promesa
de los lagos de Pokhara.
“Y el perfume que emane del sexo
se fundirá en nuevo grito”.

De las brasas de una constelación
al mundo perecedero,
bendecida fue la causa de mi fortuna.
Y de la tierra perdida en la infancia
al mundo perecedero,
bendecida fue la causa de mi fortuna.

Algo que no me han consentido
y que ahora busco entre tus huesos.
Algo que, desde tan lejos,
creí que no era...
creí que no era mi estilo.

Cuando abandones tu sueño,
sabrás que has muerto
y los gusanos siempre están hambrientos.
Oriente no cree en el sarcasmo
que antaño nos gobernó,
soy el león domado.

En las aguas de la certeza,
nos hicimos la promesa
de los lagos de Pokhara.
“Y el perfume que emane del sexo
se fundirá en nuevo grito”.

De las brasas de una constelación
al mundo perecedero,
bendecida fue la causa de mi fortuna.
Y de la tierra perdida en la infancia
al mundo perecedero,
bendecida fue la causa de mi fortuna.

Algo que no me han consentido
y que ahora busco entre tus huesos.
Algo que, desde tan lejos,
creí que no era...
creí que no era mi estilo.

Ampliar / corregir

Licencia de la letra: Los posibles derechos sobre la letra de la canción corresponden a sus propietarios, NO a Musicoscopio. En esta página, se reproduce la letra con fines informativos.