MUSICOSCOPIO.com usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario, reproducir contenidos incrustados, permitir compartir contenidos en redes sociales y mostrar anuncios personalizados (Google Adsense). Para visitar la web, es necesario que aceptes las condiciones de nuestra política de cookies y de nuestra política de privacidad.


El acceso y el uso de esta web se rige además por las condiciones establecidas en su aviso legal.

El Columpio Asesino - Sirenas de mediodía - Letra de la canción

Sirenas de mediodía

Esta página pretende recopilar todo tipo de información (autores, letra, discos en los que aparece, anécdotas, versiones a cargo de otros grupos ...) sobre la canción "Sirenas de mediodía" interpretada por El Columpio Asesino.

Discos en los que aparece

Portada de Ataque celeste (CD).


Grupo(s):
Discográfica(s): - Ref.: ????
Publicación:

Portada de Ataque celeste (LP de vinilo de 12 pulgadas).


Grupo(s):
Discográfica(s): - Ref.: OP010LPECAV
Publicación:

Notas sobre la canción

Autor(es) de la letra - ????

Autor(es) de la música - ????

Letra de “Sirenas de mediodía”

No tengo remedio,
a tus brazos vuelvo una vez más,
a la noche boba,
al rincón de níquel y al Prozac.

De nada me sirve
reorientar los muebles del salón,
pintar de nuevo el verde
ni el cursillo de mi habitación.

No tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio.

Son tantas las horas
desbordadas por cualquier lugar,
siempre matando el tiempo
y el tiempo me ha aplastado sin piedad.

Tropiezo a cada paso,
nunca tuve clara la lección.
Por tertulias muertas,
repitiendo la misma canción.

Ya es la una, la fábrica aúlla,
siempre es puntual.
Es mediodía
y ya me sobra la otra mitad.

Me levanto, limpio las huellas
del día anterior.
Cada mañana,
achico lodo por el balcón.

Sola ante el tiempo,
intentando no dejar entrar
a esa perra extraña
que lleva mis zapatos y mi andar.

No sé cuántas veces tiré
tus putas llaves a un volcán.
De nuevo, aquí me encuentro,
esperando bajo tu portal.

Arde un árbol en mis ojos, bajo la luz
de carnicero ante el espejo del ascensor.
Con la cara deconstruida sobre el sofá,
le río al techo y le prometo no regresar.

Ya es la una, la fábrica aúlla,
siempre es puntual.
Es mediodía
y ya me sobra la otra mitad.

Me levanto, limpio las huellas
del día anterior.
Cada mañana,
achico lodo por el balcón.

No tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio,
no tengo remedio.

Licencia de la letra: Los posibles derechos sobre la letra de la canción corresponden a sus propietarios, NO a Musicoscopio. En esta página, se reproduce la letra con fines informativos.

Ampliar / corregirMás letras de este grupo